«Para las empresas, el impacto o huella en la sociedad es un objetivo igual de elevado que obtener beneficios».

Gracias a proyectos e iniciativas como Great Place to Work, podemos conocer de una forma analítica y monitorizada, las condiciones de trabajo y las opiniones de los empleados de las empresas de todo el mundo sobre el ambiente laboral de las mismas. Nuestro invitado de hoy en la entrevista de Talentia Summit es Jaime De Nardiz, Director de Transformación Cultural y Ranking de Great Place to Work, Asesor y Consultor de Cambio Cultural y de Employer Branding.

Talentia Summit.- Jaime, gracias por tu tiempo y atención y por supuesto, contar con su presencia en Talentia Summit 2019. La primera pregunta

¿Qué cambios más representativos has observado en las empresas en estos últimos cinco años en Great Place to work?

Jaime de Nardiz.- Gracias por estar con vosotros, es un verdadero placer. El cambio más importante que he percibido en las compañías más avanzadas ha sido la búsqueda de un propósito. Es decir, las compañías siguen manteniendo el objetivo de generar beneficios pero ya no aceptan hacerlo de cualquier forma… su impacto o huella en la sociedad es un objetivo igual de elevado que obtener beneficios. Adicionalmente, ya no buscan contar tanto los beneficios o prácticas que te ofrecen como empleador, sino que se enfocan en contar cuál será tu experiencia (basándola en los empleados presentes) y en el fin que persiguen como empresa.

Con compañías avanzadas me refiero a las compañías que han conseguido maximizar el potencial humano y mantener una tensión importante en la obtención de resultados de negocio.

¿Cómo ha sido comenzar a trabajar en Great Place to Work?

Jaime de Nardiz.- ¿Cómo empleado? Apasionante, piensa que nuestra organización persigue que la sociedad sea mejor gracias a la mejora de las Culturas de Empresa.

La parte difícil es cuando estás en un Comité de Dirección y apuestas posicionándote en poner en el centro de la estrategia al empleado. Claro, esto es fácil cuando todo va bien, las ventas van bien, hay cierta eficiencia, las cosas «fluyen»… sin embargo, cuesta convencer a un consejero o consejera delegada de que impulse una estrategia centrada en personas. En este sentido, el conocer casos de éxito y poder dar referencias concretas de compañías que lo han hecho me ha enriquecido, permitiéndome inspirar a los incrédulos en apostar por el talento.

Por último, diría que es un reto, las partidas importantes las ganas entendiendo el modelo de negocio y como opera la empresa. Ahí has de averiguar dónde falla y qué propones. Si dominas ese conocimiento y sabes de cultura organizacional, tienes lo suficiente para transformar a según que personas.

¿Qué variables se analizan a la hora de realizar el ranking de empresas de Gre1at Place to Work?

Jaime de Nardiz.- Principalmente tenemos en cuenta 2 fuentes de información: la primera y más importante es la opinión de los empleados. Les hacemos llegar a todos los empleados el cuestionario Trust Index© que permite evaluar el nivel de confianza en la relación con los superiores, compañeros y el propio trabajo. Por otra parte, utilizamos una segunda fuente de información que es una memoria de la cultura, les pedimos a las empresas que nos cuenten las iniciativas, políticas o prácticas que llevan a cabo en relación con la gestión de personas.

Tras ese diagnóstico y en el caso de que obtengas unos requisitos mínimos, compites por entrar en el ranking de las mejores empresas. El requisito más importante es que al menos 7 de cada 10 empleados afirmen que eres un Excelente Lugar para Trabajar.

¿Qué factores consideras fundamentales para reconocer el talento?

Jaime Nardiz.- En mi experiencia observando gestores de personas, son aquellos capaces de admirar el talento y ver el potencial los que realmente reconocen y hacen posible expresar el talento. Los empleados, como cualquier persona, tienen miedos y expectativas que influyen en sus comportamientos y por tanto en su desempeño.

Los managers que confían en la mejor expresión de sus equipos son los que la reciben a cambio. Son contados los casos en los que, sin la confianza de su manager, se desempeñan de una forma extraordinaria. La confianza se traduce en cuidar y en exigir a las personas.

¿Qué ideas le podríamos ofrecer a las empresas para mejorar la calidad de condiciones de sus trabajadores y de ser un GPTW?

Jaime de Nardiz.- La mejor idea que les podemos ofrecer es que cuidar a los empleados es una estrategia empresarial sólida en el medio/largo plazo.

Siendo más específico, hay que tener 3 cosas en cuenta para comenzar con el objetivo de ser un Great Place to Work®.

  • La primera es: diagnostica y eleva el nivel de confianza presente;
  • la segunda es: eleva la cantidad de iniciativas relacionadas con la gestión de personas
  • y la tercera es: inspira a tus empleados hacia un propósito de empresa.

Los empleados son un factor clave para realizar el ranking Great Place to Work. ¿Que características tienen los empleados (a grandes rasgos) de las empresas que están más alto en el ranking?

Jaime de Nardiz.- Sienten que pueden ser ellos mismos y gracias a ello dan lo mejor que tienen para superar los objetivos de sus compañías.

¿Cómo ves el futuro de las compañías con los procesos de transformación digital? ¿Cuáles son los siguientes pasos?

Jaime de Nardiz.- Permíteme parafrasear las palabras de un consejero delegado de una empresa del Ibex, «el dinero hoy no es diferencial y la tecnología se compra, la ventaja competitiva está en tener un equipo humano comprometido». En este sentido, la transformación de una compañía en digital puede no tener sentido si no has construido un entorno de confianza antes. Por otra parte, tarde o temprano tendremos que hablar de una cuarta relación, la relación de las personas con la tecnología.

«El dinero hoy no es diferencial y la tecnología se compra, la ventaja competitiva está en tener un equipo humano comprometido»

Desde Talentia Summit, adquirimos un compromiso con la Agenda 2030 de las Naciones Unidades y sus ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible). ¿Qué acciones podemos llevar a cabo desde las empresas para caminar hacia el cumplimiento de los ODS?

Jaime de Nardiz.- Lo primero enhorabuena. Nosotros estamos muy anclados en el octavo objetivo, trabajo decente y crecimiento económico. Como has visto es nuestro mantra. Os animaría a seguir inspirando… ya que la manera más fácil que nosotros vemos de cambiar a otros es contándoles historias de éxito. Siempre os dirán que ellos no pueden, que no hay recursos… pero vuestra perseverancia es vuestra mejor aliada. Muchas gracias por vuestro tiempo y permitidnos contar más acerca de Great Place to Work®