plan marco de reactivación económica e de emprego

El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo presentó el Plan Marco de Reactivación Económica Compostela 2020, para paliar los efectos de la crisis sanitaria global provocada por la COVID19″. Cuenta con una previsión económica inicial de 5.001.439,69 euros, y contempla 23 medidas de estímulo de crecimiento y fomento de la competitividad de la economía local dirigidas a la industria y demás sectores productivos, al comercio, la hostelería y al empleo. Se trata de un plan diseñado para favorecer la dinamización económica del municipio una vez remate el periodo de confinamiento, que incide, sobre todo, nos colectivos especialmente castigados por esta crisis sanitaria, socioeconómica y laboral: personas autónomas, PYMES y la población desempleada.

El alcalde recordó que la estas medidas se van a sumar las que están diseñando las concejalías de Turismo y de Acción Cultural, que se presentarán en uno futuro prójimo. Adelantó que se está completando el plan en materia turística, destacando que se trata de un sector muy importante para Santiago, «porque emplea a miles de trabajadores y porque supone, prácticamente, el 20% del PIB de nuestra ciudad».

También es importante, señaló, el «mundo de la cultura». Sánchez Bugallo reconoció que las industrias culturales estánse moviendo en un escenario «muy complejo», y espera que en dos semanas «podamos presentar el plan de reactivación de la cultura». Subraya que «todos los imputs que recibimos, tanto de la Unión Europea como del Gobierno Central, nos indican que la actividad cultural plena», reanudaríase al final de las siete fases en las que, indicó «parece que se va a dividir el período de recuperación». El alcalde señaló que el gobierno local es consciente del mal que lo está pasando el sector y añadió, «estamos trabajando intensamente en esta cuestión».

Los seis ejes estratégicos sonido: ayudas directas la comerciantes, hostelería, personas autónomas y microempresas; apoyo específico al sector del comercio; refuerzo de la política de fomento de la actividad económica y apoyo a las nuevas personas emprendedoras; contratación directa de personas desempleadas para la realización de obras y servicios de interés social; mejora del mercado de trabajo local; calificación e inserción profesional; y medidas fiscales.

De los cinco millones de euros contemplados en el plan, algo más de 2.000.000 de euros están destinados a la contratación de personas desempleadas, 1.350.000 euros a ayudas directas a las empresas; case 830.000 euros a dinamización económica, más de 500.000 euros a la dinamización comercial, y otros 300.000 a la mejora del mercado laboral.