Somos perfectamente conocedores de que la formación online ya no es futuro, ni un proceso que está en período de implementarse, si no que se trata de una vía de desarrollo educativo y académico que se ha instaurado en la actualidad, en la transformación y cambio del proceso de formación en todas las edades, sobre todo, acelerado y precipitado por la imperiosa y urgente necesidad tras la proliferación de la pandemia mundial del virus Covid-19. Es por ello que se avanza a pasos agigantados en la formación online a través del ya famoso e-learning y también, en su adaptabilidad y adecuación a los dispositivos móviles, con una evidente y necesaria evolución hacia la formación en dispositivos móviles. Somos conocedores de las ventajas del e-learning pero… ¿Cuáles son las ventajas del m-learning?

Las principales ventajas del mobile learning

Está claro que la posibilidad de realizar la formación durante 24 horas al día, los 365 al año y desde cualquier lugar es una ventaja evidente y pilar fundamental del m-learning que también comparte con el e-learning, pero la formación móvil tiene una serie de ventajas genuinas y únicas sobre la formación online a través de ordenadores portátiles y de sobremesa.

  • Portabilidad: el tamaño de los dispositivos, que habitualmente llevamos en un bolsillo o una carpeta o bolsa de pequeñas dimensiones, provocan que podamos realizar la formación sin cableado, caminando por la calle y sin interrupciones en la conexión, gracias a los datos móviles.
  • Inmediatez: Acceso instantáneo y continuo a través del móvil, una herramienta que se ha convertido en una extensión de nosotros mismos.
  • Ubicuidad: Omnipresencia de la formación, se eliminan barreras temporales y espaciales.
  • Motivación e interactividad: El indudable atractivo del uso del móvil para las nuevas generaciones y la velocidad y comodidad de acceso a la información para las generaciones que corresponden a aquellos que no son nativos digitales provocan mayor motivación a la hora de acceder a la formación.
  • Accesible y asequible: hay dispositivos móviles mucho más económicos que ordenadores portátiles y de sobremesa.
  • La multitarea: la facilidad de acceso, comodidad con el móvil, los auriculares… Son ventajas que permiten estar en cualquier sitio mientras realizas el curso y desarrollar más de una tarea a la vez.
  • Personalización y customización: las apps y recursos se adaptan a los usuarios de forma personalizada y la atención de los tutores también lo es a modo de vídeoconferencia.
  • Fomento del aprendizaje basado en problemas: PBL, problem-based learning. Se trata de un método docente que pone al estudiante como protagonista y se valora de igual modo la adquisición de habilidades y actitudes.
  • Dinamismo y actualidad: Expertos disponibles en línea, información renovada y actualización constante.
  • Eficiencia y mejora de las comunicaciones: comunicación controlada, revisable y con comunidades de docentes disponibles.